lunes, diciembre 26, 2016

pCO2 EN AMBIENTES COSTEROS


Estudiar la variación del Dióxido de Carbono (CO2) en los océanos ha ido cobrando importancia debido al incremento de su concentración en la atmósfera, proveniente de emisiones antropogénicas, de la que aproximadamente el 30% es captada por los océanos[1]. Estos procesos de absorción forman parte del ciclo del carbono y modifican los equilibrios químicos del océano.

La red de observación y monitorización de las rutinas de absorción del CO2, implementada en las últimas décadas, está permitiendo crear una visión real de la interacción atmósfera-océano, la relación con el sistema del carbono y la evolución del medio. Inicialmente las áreas costeras fueron excluidas de las zonas de estudio debido a la heterogeneidad de sus ecosistemas y la complejidad que presentaban en muestreos, por lo que las bases de datos son escasas en esta escala.

El diseño de equipos autónomos para la toma de medidas de flujos de CO2 en continuo ha permitido incrementar la frecuencia y homogeneidad de los muestreos en regiones costeras. Estas medidas directas del intercambio de CO2 atmósfera-océano, integran los procesos físico-químicos (Temperatura, Salinidad, Profundidad...) y biogeoquímicos presentes en el medio en el momento del muestreo[2], procesos que pueden contrarrestar o amplificar el efecto de la presión parcial de CO2 (pCO2).

Actualmente el grupo QUIMA desarrolla estudios de estas regiones mediante el análisis de diversos parámetros como: el pH, la Alcalinidad (AT), el Carbono Inorgánico Disuelto (CT), la presión parcial de CO2 tanto en la atmósfera como en la superficie oceánica, el oxígeno, la salinidad y la temperatura. Para estos muestreos cuenta con diferentes equipos:

-    En el Mar Mediterráneo y en colaboración con la plataforma OBSEA[3]:
o    Sensor autónomo Battelle para monitorizar el pCO2 en la interface atmósfera-océano.
o    Sensor Aandera de oxígeno disuelto.
o    Sensor SeaBird para Temperatura y conductividad.
o    Muestreos discretos para analizar AT y CT.

-    También en el Mar Mediterráneo, en colaboración con el Centro Hellenic de investigaciones Marinas, en la plataforma Poseidón:
o    pH-metro SensorLab.

-    En el océano Atlántico al norte de la isla de Gran Canaria en la plataforma ESTOC:
o    Sensor Pro-Oceanus de pCO2.
o    pH-metro SensorLab.
o    Muestreos para analizar AT y CT.

Además de estas estaciones el grupo participa en campañas oceanográficas realizando estudios entre otras variables de pH, AT y CT en diferentes zonas de interés a lo largo del año.

Figura 1. Datos recogidos por los equipos instalados en la plataforma OBSEA


Foto 1. Instalación de los equipos en la boya de la plataforma OBSEA


Referencias

[1] Sabine C.L., Feely R.A., Gruber N., Key R.M., Lee K., Bullister J.L., Wanninkhof R., Wong C.S., Wallace D.W.R., Tilbrook B., Millero F.J., Peng T.H., Kozyr A., Ono T., Rios A.F. 2004. “The oceanic sink for antropogenic CO2”. Science 305: 367-371.

[2] Borges A.V., Frankignoulle M. 2001. “Short-term variations of the partial pressure of CO2 in surface water of the Galician upwelling system”. Progress in Oceanography 51: 283-302.

[3] Báez-Hernández M., González-Dávila G., Santana-Casiano J.M., Nogueras M., Del Río J. 2016. “High Frequency pCO2 Monitoring in the Mediterranean Coastal waters”. SEVENTH INTERNATIONAL WORKSHOP ON MARINE TECHNOLOGY, Martech 2016: 120-121.

jueves, diciembre 08, 2016

BIENVENIDOS A LA TABLA PERIODICA

La tabla periódica ha aumentado en el número de elementos. Desde hace unos días, la séptima fila contiene cuatro nuevos elementos: 113, 115, 117 y 118. Estos son el Nihonio (Nh), Moscovio (Mc), Téneso (Ts) y Oganesón (Og), respectivamente. Estos elementos completan la séptima fila. Esto quiere decir que, a partir de ahora, cada elemento nuevo descubierto y/o creado deberá comenzar una nueva fila, lo cual marcara un hito importante en la química.

Estos cambios han sido aceptados por la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada). Cada nombre de los elementos químicos debe estar asociado a lugares, regiones o nombres de científicos. Así, el Nihonio lleva nombre debido a la palabra Nihon, un término común para designar a Japón. Moscovio es nombre atribuido a Moscú, Téneso viene del estado americano Tennessee y, el último, Oganesón lleva su nombre en honor a Yuri Oganessian, físico ruso.

Los científicos que han producido estos nuevos elementos trabajan en el RIKEN Nishima Center for Accelerator-Based Science, Insituto para la Investigación Nuclear en Dubna (Rusia), Laboratorio Nacional de Oak Ridge (USA), La Universidad Vanderbilt (Tenessee, USA) y el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore en California (USA).

Desde el grupo QUIMA y el proyecto EACFe damos la bienvenida a estos nuevos elementos. A continuación tiene la imagen de cómo queda la nueva tabla periódica.


viernes, diciembre 02, 2016

DOCENCIA INVITADA EN EL MASTER INTERUNIVERSITARIO EN OCEANOGRAFIA

El investigador Christoph Völker, del Alfred-Wegener Insitut alemán, ha participado como investigador invitado en el Master Interuniversitario en Oceanografía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Durante su estancia ha impartido docencia en la asignatura Reactividad Química y sus clases se han centrado en el modelaje de los ciclos biogeoquímicos, ya que esta es la parte central de su actividad investigadora.

El Dr. Völker es uno de los más citados modeladores de ciclos biogeoquímicos en la literatura, siendo sus contribuciones de gran impacto y relevancia en el programa internacional GEOTRACES. 

Todos aquellos que estén interesados en saber más del Dr. Völker pueden ver sus publicaciones en el siguiente link.




martes, noviembre 29, 2016

DOCENCIA INVITADA EN EL MASTER INTERUNIVERSITARIO EN OCEANOGRAFIA

Durante las semanas entre el 7 y el 18 de Noviembre, el investigador postdoctoral de la Université de Bretagne Occidentale, e investigador del proyecto EACFe, se ha desplazado a la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, para impartir docencia como profesor invitado en el Master Interuniversitario en Oceanografía.


En ese tiempo pudo impartir clases sobre Cinética Química, Adsorción y Complejación de metales. Además de clases prácticas sobre Cinética de Oxidación de Fe(II) en agua de mar y el uso de PROMCC, software utilizado para el cálculo de constantes condicionales de equilibrio y concentración de ligandos tras el desarrollo de curvas de valoración metálicas por voltametría de gota de mercurio. En cada caso, además se presentaron ejemplos prácticos, para que los alumnos tengan los conocimientos necesarios en caso de enfrentarse al desarrollo de estudios de estas características.

Aridane G. Gonzalez es investigador postdoctoral LABEXMER, programa de excelencia francés, desde Enero de 2015, donde centra su investigación en la especiación química del Fe y Cu en agua de mar, especialmente en la región ártica central.

lunes, noviembre 21, 2016

SERIES TEMPORALES PARA MEDIR LA ACIDIFICACIÓN OCEÁNICA

Miembros del grupo QUIMA del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la ULPGC han participado en el congreso “Time-series analysis in environmental science and applications to climate change” organizado por la UiT de Noruega y por el IFREMER de Francia en Tromso del 8 al 11 de Noviembre como parte del proyecto FixO3. En el mismo se han presentado los resultados correspondiente a los 20 años de estudio de pH en la estación europea de series temporales ESTOC.

El Prof M. González Dávila fue invitado a impartir la conferencia: The pH evolution in two time series of data: The open ocean ESTOC sites and the Mauritanian upwelling area.

El estudio del la variación de pH en los océanos es importante debido a que afecta al sistema de los carbonatos y tambien a la especiación química de metales traza esenciales para el crecimiento de los organismos marinos, como es el caso del hierro. Los estudios de pH realizados en la estación ESTOC indican una disminución de 0.0019 unidades de pH por año como consecuencia del incremento de CO2 antropogénico.





Estaciones oceánicas de series temporales, 
Bates et al., 2014

pH en las estaciones oceánicas de series temporales,
Bates et al., 2014

Panel del Congreso
Prof. Melchor Gonzalez Davila 




jueves, octubre 20, 2016

DETERMINACIÓN DE Fe(II) POR QUIMIOLUMINISCENCIA

EL método para la determinación del Fe(II) con luminol fue desarrollado por Seitz and Hercules (1972) y posteriormente adaptado a la técnica quimioluminiscente (FeLume) para su uso en agua de mar por O'Sullivan et al. (1995) y King et al. (1995).


Este método  se basa en la detección de luz generada  por la reacción de Fe(II) con oxígeno en presencia de luminol (5-amino-2,3-dihydro-1,4-phthalazinedione). Donde el Fe(II) es oxidado por oxígeno molecular para producir superóxido y secuencialmente el radical peroxicarbonato. Estas especies oxidan al luminol en dos pasos y se produce una luminiscencia de color azul a 425 nm.



El reactivo empleado en la técnica es el luminol, el cual se prepara con  Na2CO3, NH3 y se ajusta el pH a 10.4 con HCl (todos los reactivos son de alta pureza). Una vez preparado se almacena en oscuridad debido a su foto-sensibilidad. Esta disolución se vuelve más estable tras 24 h de su preparación. También se emplea una disolución de NaCl al 0.7M que actúa como disolución transportadora. 

Para realizar la determinación de Fe(II) se introduce la muestra a través de una bomba peristáltica en un sistema de inyección, que conecta a la cámara de mezcla con el detector (PMT). El tiempo de análisis utilizado es de 100 s y se registra el área del pico.  El software ejecutado es proporcionado por Waterville analytical (WA CONTROL V105, PHOTO COUNTER CONTROL).

Las principales ventajas de la técnica  radican en una detección simple, rápida y económica; bajo límite de detección (90 pM), sin necesidad de preconcentración; alta selectividad, no requiere el uso de agentes complejantes fuertes; permite medir en continuo y puede trasladarse con facilidad.

Ejemplo de cinética de oxidación de Fe(II) 


Referencias
King, D.W., Lounsbury, H.A. and Millero, F.J., 1995. Rates and mechanism of Fe (II) oxidation at nanomolar total iron concentrations. Environmental science & technology, 29(3): 818-824.
O'Sullivan, D.W., Hanson, A.K. and Kester, D.R., 1995. Stopped flow luminol chemiluminescence determination of Fe (II) and reducible iron in seawater at subnanomolar levels. Marine Chemistry, 49(1): 65-77.
Seitz, W.R. and Hercules, D.M., 1972. Determination of trace amounts of iron (II) using chemiluminescence analysis. Analytical Chemistry, 44(13): 2143-2149. 

jueves, octubre 13, 2016

DETERMINACION DE LA ESPECIACION DE HIERRO CON TAC

En esta nueva entrada nos gustaría describir el método que actualmente es el más utilizado para la estudiar la especiación de Fe en agua de mar. Este método fue descrito y publicado por Croot y Johansson (2000). En él, al igual que otros, se utiliza la técnica voltamétrica por redisolución catódica (CSV, de sus siglas en inglés Cathodic Stripping Voltammetry) con gota de mercurio. La diferencia radica en la utilización como agente complejante del Fe al TAC (2-(2-Thiazolylazo)-p-cresol), de tal forma que se puede medir Fe desde concentraciones 0.1 nM con tiempos de deposición sobre la gota de mercurio de tan solo 120 segundos.

Los reactivos del método son: 0.01 M TAC en metanol de grado HPLC, el cual se prepara cada dos semanas y se mantiene en el frigorífico. Buffer de 0.1 M EPPS en 1 M NH4OH de alta pureza. Esta disolución se prepara a pH 8.0.

Para la determinación de Fe, se utilizan 10 mL de agua de mar, 100 µL de EPPS y, generalmente 10 µL de TAC, salvo que se desee estudiar diversas ventanas de detección. En ese caso se utilizaran diversas concentraciones de TAC.

De acuerdo al trabajo de Croot y Johansson (2000), los parámetros de referencia para la determinación de Fe son (DPCSV):


Tiempo de Modulación
0.01 s
Tiempo de Intervalos
0.1 s
Potencial de Deposición
-0.4 V
Potencial Inicial
-0.4 V
Potencial Final
-0.9 V
Potencial de paso
2.55 mV
Amplitud de Modulación
49.95 mV


En este método, la especiación de Fe(II) no se considera, debido a los altos tiempos de equilibrio que se emplean (superiores a 6 horas) y al pH de la muestra, la presencia de Fe(II) debería ser despreciable respecto a la de Fe(III). El efecto de la temperatura es importante ya que puede llevar a errores en la determinación del valor de αFe’. El papel del Fe coloidal y la presencia de diversos compuestos orgánicos deben ser examinada para entender la variación de sensibilidad por una posible interacción entre ellos y el TAC. A pesar de ello, para agua de mar es el método más estable y conciso.


En la siguiente figura se muestra un barrido típico de Fe-TAC en agua de mar.

Pico Fe-TAC2 en agua de mar a diversas 
concentraciones de Fe en agua de mar. 
Figura extraida del TFG de Isabel Cadena

Referencias

Croot, P. L., & Johansson, M. (2000). Determination of iron speciation by cathodic stripping voltammetry in seawater using the competing ligand 2-(2-Thiazolylazo)-p-cresol (TAC). Electroanalysis, 12(8), 565-576.

lunes, octubre 03, 2016

EL BANCO ESPAÑOL DE ALGAS (BEA)

El Banco Español de Algas (BEA), donde trabaja la Dra. Antera Martel (miembro del proyecto EACFe y encargada de la selección y mantenimiento de las cepas que utiliza el grupo QUIMA), es un servicio nacional de I+D+i de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), gestionado por la Fundación Canaria Parque Científico Tecnológico de la ULPGC. El BEA es la única colección oficial y pública en España que mantiene y suministra microalgas y cianobacterias. El trabajo en la colección consiste en la bioprospección, aislamiento, identificación, caracterización y conservación a largo plazo de cepas. Además de estas funciones básicas, el BEA desarrolla programas de cultivo y valoración de la biomasa bajo diferentes proyectos de investigación públicos y privados.

Imagen de cultivos en el BEA


El BEA es miembro de la Organización Europea de Colecciones de Cultivos (ECCO), de la Federación Mundial de Colecciones de Cultivos (WFCC), forma parte del Centro Mundial de Datos sobre Microorganismos (WFCC-MIRCEN) y es socio de Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO).

Imagen de la colección de cepas (BEA)
En la actualidad, el Banco mantiene 1640 cepas, algunas de ellas inéditas para la ciencia y la mayoría nuevas citas para Canarias, procedentes de hábitats terrestres, dulceacuícolas, salobres, marinos e hipersalinos, principalmente, de la región Macaronésica.


Las cepas son clonales, el 15% de ellas axénicas, aisladas por el personal y colaboradores del BEA mediante técnicas manuales o utilizando citometría de flujo con sorting, sin emplear tratamientos químicos.

El 60% de las cepas se ofrece al público a través de la tienda virtual del BEA (www.bea.marinebiotechnology.org), el 25% corresponde a depósitos privados para clientes y cepas en mantenimiento para proyectos propios y el 10% son depósitos de patentes industriales.

El BEA también cuenta con las instalaciones y la experiencia de trabajo en proyectos de cultivo de microalgas a escala de planta piloto. Esto incluye los procesos de selección de microalgas y cianobaterias mediante caracterización fisiológica y genética; escalado de las cepas seleccionadas hasta su cultivo en fotobiorreactores (400L), tanques (1500L) y “raceways” (hasta 12000 L) bajo condiciones naturales en invernadero (radiación solar, temperatura ambiente); y la monitorización y seguimiento de los cultivos para establecer sistemas de producción sostenibles e integrales.

Como centro de Centro de Recursos Microbianos (mBRC), el Banco tiene como misión:

- Preservar el material genético y la biodiversidad. La conservación de la naturaleza y la diversidad biológica es esencial, por tres razones fundamentales: primero, supone una  fuente de recursos biológicos (incluyendo alimento, fármacos y material muy valioso para la acuicultura, la maricultura, la estructuración del suelo ....); segundo, contribuye al mantenimiento de la biosfera en la medida que da soporte a la vida humana y de otras especies; y tercero, porque es un valor a mantener por razones éticas y estéticas.
- Facilitar el acceso a una amplia gama de recursos únicos, de calidad y con un gran potencial para el desarrollo de procesos biotecnológicos y aplicaciones industriales, principalmente en las áreas de: biocombustibles, farmacéutica, cosmética, nutracéutica y acuicultura. Todo ello, desde un marco legal que favorece la explotación sostenible de la biodiversidad microbiana y el reparto justo y equitativo de los beneficios (ABS) que se deriven de los recursos genéticos de los Estados, de acuerdo con el Protocolo de Nagoya y lo dispuesto en el Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB).
- Proporcionar recursos microbianos específicos que permiten a los investigadores resolver nuestros grandes retos sociales: el suministro de energía, el cambio climático y la asistencia sanitaria para todos.


En definitiva, producir conocimiento mediante la investigación, la difusión a través de la educación, y su aplicación a través de la innovación, especialmente en una de las regiones con mayor capacidad para el desarrollo del cultivo de algas como nuevo sector agro-industrial. Las algas juegan un papel determinante en la economía cotidiana, puesto que afectan directamente a sectores vitales de la región: el turismo, la pesca, el marisqueo, la acuicultura, las aguas de abasto, las aguas de uso agrícola, además de la salud pública y el medio ambiente. Por lo tanto, invertir recursos en la investigación, conservación y aplicación de esta biodiversidad es asegurar nuestra calidad de vida presente y futura.

martes, septiembre 27, 2016

DETERMINACION DE Fe(II) POR ESPECTROFOTOMETRIA

En una serie de entradas vamos a describir diversos métodos utilizados dentro del proyecto EACFe para la determinación de Fe(II), el estudio de cinéticas de oxidación y reducción de Fe(II),la complejación de Fe en agua de mar y la determinación de polifenoles y de sacáridos.

En este caso, la primera entrada va dirigida a la introducción del Método de la Ferrozina para la determinación de Fe(II). Este método fue originalmente publicado por Violler et al. (2000) y posteriormente modificado por Santana-Casiano et al. (2005) para trabajar a concentraciones nanomolares.

La Ferrozina forma un complejo con Fe(II) que absorbe luz a 562 nm. Este pico, de acuerdo a la modificación del método, es estable durante más de 30 min. En sí, el método se basa en la adición de tres reactivos a la muestra de agua de mar, Ferrozina, NaF y un buffer de acetato a pH 5.5, que es donde se encuentra la mayor sensibilidad del método.

En nuestro caso, este método lo usamos en un sistema capilar de largo paso de luz (5 m) conectado a espectrofotómetros de última generación (serie USB), permitiendo recolectar datos a diversas longitudes de onda, o del espectro completo de modo continuo. Además, este sistema nos permite trabajar en flujo, por lo que amplía la gama de posibles estudios a realizar.

Este método se utiliza para determinar concentraciones de Fe(II) a niveles nanmolares, para estudiar la oxidación de Fe(II) y la reducción de Fe(III). Una de las ventajas del método, respecto a otros métodos analíticos que determinan Fe(II), es que puedes observar el espectro de forma continua durante todo el estudio, de tal forma que cualquier intermedio o especie que se forme se verá reflejado en él.

A continuación mostramos una foto del sistema y del pico Fe(II)-Ferrozina.




Referencias

Viollier, E., Inglett, P. W., Hunter, K., Roychoudhury, A. N., & Van Cappellen, P. (2000). The ferrozine method revisited: Fe (II)/Fe (III) determination in natural waters. Applied geochemistry, 15(6), 785-790.


Santana-Casiano, J. M., González-Dávila, M., & Millero, F. J. (2005). Oxidation of nanomolar levels of Fe (II) with oxygen in natural waters. Environmental science & technology, 39(7), 2073-2079.

jueves, septiembre 15, 2016

TRABAJO FINAL DE GRADO: ISABEL GUERRA

Isabel Guerra, estudiante de grado en Ingeniería Química de la ULPGC, ha presentado su Trabajo Final de Grado (TFG) basado en la determinación de carbohidratos y aminoácidos en microalgas marinas. 

Resumen:

El objetivo del trabajo es medir el contenido total de carbohidratos en distintas cepas de microalgas que fueron aportadas por el Banco Español de Algas. Se prepararon extractos acuosos de las siguientes especies de microalgas mezclando 10 mg de cada microalga previamente liofilizada con 10 mL de agua destilada: (a) Ankistrodesmus sp.; (b) Phormidiochate sp.; (c) Nodularia spumigena; (d) Chloroidium saccharophilum; (e) Pseudopediastrum boryanum; (f) Cosmarium blytii; (g) Cosmarium; (h) Spyrogyra sp.; (i) Ochrosphaera verrucosa; (j) Chloromonas cf. Reticulata. Estas muestras se someten a agitación durante 10 minutos en un agitador vórtex y posteriormente se introducen en un baño de ultrasonidos 5 minutos. Se centrifuga la muestra durante 5 minutos y se extrae el sobrenadante, que se reserva en la nevera y en la oscuridad hasta su posterior uso en el ensayo con la antrona (Brooks et al, 1983).
La reacción de la antrona constituye la base de un método rápido para la determinación de hexosas, aldopentosas y ácidos hexurónicos aisladas o formando parte de los polisacáridos. Este método se basa en la acción hidrolizante y deshidratante que ejerce el ácido sulfúrico sobre los hidratos de carbono para rendir furfurales, que son derivados aldehídicos del furano. Así, en presencia del ácido sulfúrico y del reactivo antrona, los carbohidratos experimentan deshidratación que conduce a la formación de un anillo pentagonal de furfural o hidroximetilfurfural, según se parta de pentosas o hexosas. Los oligo- y polisacáridos también sufren estas reacciones, ya que el medio ácido favorece la hidrólisis previa del enlace glicosídico (Herrera, Bolaños & Lutz, 2003). Esto es, los polisacáridos por acción del ácido son primeramente hidrolizados a monosacáridos, y éstos, posteriormente son deshidratados.
Los furfurales formados se combinan fácilmente mediante condensación con compuestos aromáticos (fenoles, aminas cíclicas o heterociclos) produciendo compuestos coloreados. En el caso de la antrona, la solución adopta un color azul verdoso y muestra una absorción máxima a 620 nm (Herrera, Bolaños & Lutz, 2003; Grande, Utrera & Oya, 1953). Para que la medición sea reproducible, deben controlarse cuidadosamente las concentraciones de antrona y de ácido en el reactivo, así como el tiempo y la temperatura de reacción.
La cantidad de carbohidratos en las muestras analizadas se determinó utilizando como referencia una recta de calibrado obtenida a partir de diferentes disoluciones patrón de (+D)-Glucosa tratados con el mismo procedimiento descrito previamente para las muestras algales.
Como se puede observar en la siguiente figura, el máximo contenido de carbohidratos se encontró en las cepas Phormidiochaete sp. (BEA0762B) y Ochrosphaera verrucosa BEA0860B) con un 15,9% y un 11,7%, respectivamente; siendo la cepa Ankistrodesmus sp. (BEA0536B) la que ofrece menor contenido de carbohidratos (1,3%).


Microalgas estudiadas durante el TFG


Referencias
Brooks, J. R., Griffin, V. K., & Kattan, M. W. (1986). A Modified Method for Total Carbohydrate Analysis of Glucose Syrups, Maltodextrins, and Other Starch Hydrolysis Products. Cereal Chemistry, 63, 465-466.
Grande, F., Utrera, A., & Oya, J. C. (1953). La reacción de la antrona en la determinación de los hidratos de carbono. Revista Clínica Española, 17-23.
Herrera R., C. H., Bolaños V., N., & Lutz C., G. (2003). Química de alimento. Manual de laboratorio. Editorial de la universidad de Costa Rica.

lunes, septiembre 05, 2016

LA NECESIDAD DE LA FISICO-QUIMICA EXPERIMENTAL EN LOS MODELOS GLOBALES

Los modelos biogeoquímicos globales están diseñados para hacer predicciones sobre el impacto global en el océano de diversas hipótesis. Los modelos que reflejan la evolución de Fe en el océano global muestran una amplia dispersión en los resultados, a pesar de tener una gran abundancia de datos de concentración de Fe disuelto y total en los océanos. Estos datos provienen, en su mayoría, del programa internacional GEOTRACES. Esta dispersión es más acentuada en el océano interior y se ve reflejada en los tiempos de residencia, de tal forma que, según Tagliabue et al (2015), los resultados de los estudios de fertilización de Fe y la  generación de modelos deberían interpretarse con precaución. De hecho, el tiempo de residencia varía desde 3.7 a 626.3 años según el modelo utilizado y las variables introducidas. Lo cual demuestra que se necesita un mayor conocimiento de la química del Fe en aguas naturales, tanto a nivel inorgánico como sus interacciones con compuestos orgánicos.


                     Tabla extraída de Tagliabue et al. (2015)
MODELO
TOTAL
(Gmol/año)
Concentración media de Fe (nM)
Tiempo de Residencia (años)
BEC
124.5
0.74
8.1
BFM
1.4
0.65
626.3
BLING
12.4
0.37
42.4
COBALT
182.5
0.50
3.7
GENIE
1.8
0.48
560.0
MEDUSA1
2.7
0.46
232.0
MEDUSA2
6.8
0.35
69.9
MITecco
107.5
0.65
8.2
MITigsm
195.4
0.66
4.6
PISCES1
71.0
0.59
11.5
PISCES2
71.0
0.81
15.7
REcoM
4.3
0.73
291.6
TOPAZ
88.6
0.50
7.6




VALOR MEDIO
66.9 ± 67.1
0.58 ± 0.14
144.7 ± 175.8


Además de recolectar más datos en diversas y extensas áreas oceánicas, existe una necesidad urgente de tener más datos experimentales sobre la físico-química del Fe en aguas naturales que aumenten las bases de datos para poder desarrollar e interpretar lo modelos con una mayor precisión.


Referencias
Tagliabue, A., Aumont, O., DeAth, R., Dunne, J. P., Dutkiewicz, S., Galbraith, E., ... & Stock, C. (2015). How well do global ocean biogeochemistry models simulate dissolved iron distributions?. Global Biogeochemical Cycles.