lunes, junio 24, 2019

LIMPIAR EL MATERIAL DE MUESTREO, UN PASO IMPORTANTE

Al igual que con la construcción de las burbujas, para el estudio de metales traza a niveles subnanomolares debe evitarse todo tipo de contaminación. Sin embargo, el entorno de trabajo no es la única posible fuente de contaminación lo es también el material de muestreo. 

Para la toma de agua se emplean diferentes materiales, todos ellas de composición plástica, que deben ser previamente lavados de forma minuciosa.

En los meses previos al experimento los botes que se utilizan para el almacenamiento de las muestras pasan por tres etapas de limpieza. Esto hace que tengamos una planificación exhaustiva de los experimentos en cada momento. El material usado para la toma de agua de los mesocosmos, bidones plásticos de alta densidad y tubos plásticos, también debe someterse al proceso de limpieza tras cada día de muestreo. Otro material que debe limpiarse son los filtros que se utilizan para eliminar el material particulado del agua. En definitiva, todo el material que usamos (botes, mangueras, pinzas, jeringuillas de filtración, filtros, etc.) se somete a un proceso de limpieza riguroso.

Una vez terminamos de limpiar todo el material estamos listos para un nuevo muestreo. En el Geotraces Cookbook puedes ampliar la información sobre los procesos de muestreos y limpieza para metales traza en el océano



jueves, junio 20, 2019

CONSTRUYENDO NUESTRAS BURBUJAS

Las concentraciones de los metales traza en el océano son muy bajas, en concreto el Fe y Cu alcanzan niveles subnanomolares, pero el ambiente que nos rodea presenta concentraciones mucho más altas. Por lo tanto, la contaminación es un factor que debe evitarse en todo momento a lo largo de todos nuestros estudios, de modo que el entorno de trabajo no altere los resultados.

Debemos trabajar en un espacio que aísle las muestras del exterior, como una sala limpia. Este tipo de salas son laboratorios donde el aire que cicula pasa por filtros que retienen partículas, evitando así la presencia de metales en su interior. Además suelen tener dentro cámaras de flujo, donde el aire que ya de por sí es bastante limpio vuelve a ser filtrado. Dado que no todos los laboratorios disponen de salas limpias tenemos que construir nuestra propia burbuja limpia para trabajar. 

Antes de comenzar el montaje es esencial que el entorno esté limpio, hay que eliminar el polvo e impurezas de la sala. Seguidamente se empieza la construcción de la burbuja con materiales libres de metal, por ello utilizamos lonas de plástico transparente para aislar el espacio de trabajo y tubos de PVC como soporte sobre el que fijar el plástico. Además, cualquier componente metálico que pueda quedar dentro de la burbuja debe ser recubierto y aislado. Finalmente es importante resaltar que la burbuja debe estar completamente cerrada de modo que nada pueda entrar y contaminar el ambiente. Esta burbuja se conecta a una cámara de flujo laminar y así se provoca que el aire que llena la burbuja sea limpio y sin partículas.


lunes, junio 17, 2019

EL CENTRO DE MESOCOSMOS UiB

El Centro de Mesocosmos UiB forma parte del Departamento de Biología de la Universidad de Bergen y se encuentra en Espegrend en el Raunefjord. 

Ofrece una amplia gama de oportunidades para experimentos de mesocosmos marinos. La instalación incluye una plataforma flotante con recintos en el fiordo, más mesocosmos al aire libre en tierra, ambos ubicados en la Estación Biológica Marina de UiB. Una característica única de los recintos en el fiordo es una plataforma flotante que proporciona espacio y electricidad a un laboratorio para el procesamiento inmediato de muestras y mediciones de muestras tomadas en los mesocosmos. El mesocosmo también puede configurarse para tratamientos de temperatura (tanques terrestres) y CO2. Los barcos de investigación facilitan el fácil acceso desde tierra a la plataforma.
La infraestructura en tierra incluye múltiples laboratorios (laboratorio de química, isótopo minilab para 14C y 3H, laboratorio en vivo, laboratorio de formalina) donde los investigadores pueden configurar su propio equipo e instrumentación. 3 cámaras frigoríficas con agua corriente (2) y control de luz (1), oficinas y un auditorio con capacidad para 60 personas.



lunes, junio 10, 2019

ESTUDIANDO EL HIERRO EN LOS MESOCOSMOS DE UiB

Del 1 de Junio al 2 de Julio de 2019 el grupo QUIMA estará participando en un estudio de Mesocosmo en colaboración con la Universidad de Málaga y de Bergen.


Melchor, Magdalena, Carolina y Verónica se han trasladado al UiB Mesocosm Centre en Espegrend, Noruega, donde la Universidad de Bergen tiene unos laboratorios para participar en el proyecto BIPWeb “Combined impacts of brownification and iron concentration on the marine planktonic foodweb”, cuyo IP es María Segovia de la Universidad de Málaga.

El grupo QUIMA será el encargado de estudiar el comportamiento del hierro, un metal esencial para el crecimiento del fitoplancton marino, en doce mesocosmos que han sido sometidos a diferentes tratamientos con compuestos orgánicos (DFB y huminfeed), para ello realizarán estudios de cinética de oxidación de Fe(II) y se tomarán muestras para determinar la complejación del Fe y Cu.

En esta dirección podréis obtener más información del proyecto BIPWeb.



sábado, junio 08, 2019

FELIZ DÍA MUNDIAL DE LOS OCÉANOS 2019

El grupo QUIMA les desea un feliz Día Mundial de los Océanos 2019. El océano centra nuestra dedicación a la ciencia y con la investigación que se desarrolla en nuestro equipo intentamos conocer cada día más al medio marino, buscar soluciones para su conservación y, además, divulgar a todos los niveles el papel del océano en nuestra vida diaria.

Los océanos son el pulmón de este planeta, por lo que conocer el impacto del cambio climático en la química marina es de especial interés. Además, entender y conocer los ciclos biogeoquímicos que hacen posible tener los océanos de hoy y saber como serán los del mañana.



martes, junio 04, 2019

BIENVENIDA VERÓNICA ARNONE


Desde el grupo QUIMA damos la bienvenida a Veronica Arnone, nueva investigadora en formación, bajo la dirección de la Dra. J. Magdalena Santana Casiano y el Dr. Aridane González González.

Verónica es Graduada en Ciencias del Mar y ha realizado un Máster en Oceanografía, ambos por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Durante su formación, se centró en el estudio del sistema del dióxido de carbono en la región costera de Sudáfrica sobre lo que desarrolló un estudio preliminar (TFG) y una evaluación más detallada de los flujos atmósfera-océano en el TFM titulado “CO2 fluxes in the South African coastal region”, actualmente publicado en la revista Marine Chemistry.

El título provisional de la Tesis es “Complejación orgánica de Fe y Cu en ambientes marinos”, y el resumen de esta fase inicial del trabajo es:

El hierro (Fe) es un micronutriente esencial para el desarrollo de los organismos. La solubilidad en agua de mar de este metal es muy baja, presentando concentraciones a niveles de picomolar y nanomolar, por lo que actúa como el principal limitante de la producción primaria en áreas de altas concentraciones de nutrientes y bajos niveles de clorofila (HNLC). Se encuentra en dos estados de oxidación, Fe(II) y Fe(III), siendo las su especie oxidada la termodinámicamente estables en agua de mar. El Fe(II) se oxida rápidamente a Fe(III) y esta reacción depende del pH, la fuerza iónica, la temperatura, la concentración de carbonatos, los procesos fotoquímicos y la presencia de ligandos orgánicos. 

En este sentido, más del 99% del hierro disuelto en el medio marino se encuentra formando complejos con ligandos orgánicos, con importantes efectos sobre la oxidación-reducción de las especies de Fe y la biodisponibilidad del metal por los microorganismos marino. El papel de estos compuestos orgánicos sobre las reacciones redox del Fe dependen de su estructura molecular. Sin embargo, existe poca información sobre los grupos funcionales que constituyen esta materia orgánica, su distribución y la interacción que tienen con los metales traza en ambientes marinos, como pueden ser el hierro y el cobre.

De forma paralela, el cobre (Cu) es a la vez un micronutriente y una sustancia tóxica para los organismos. Presenta dos estados de oxidación, Cu(I) y Cu(II), y su concentración alcanza niveles nanomolares en aguas oceánicas. Al igual que para el Fe, los compuestos orgánicos controlan la especiación del Cu en el océano. Pero, al igual que en el caso del Fe, hay una deficinecia de estudios químico-físicos para caracterizar la interacción de Cu con ligandos orgánicos específicos.

Es por ello que esta tesis tiene como objetivo el estudio de los ligandos orgánicos naturales presentes en el agua de mar y su impacto sobre la química del Fe y Cu a través de muestras de diferentes océanos. Además, se llevarán a cabo experimentos de laboratorio para definir las constantes de formación y disociación, así como las constantes de equilibrio del Fe y Cu con diferentes compuestos orgánicos.