miércoles, agosto 24, 2016

EL LABORATORIO DE QUIMA EN EACFe-CLIVAR

El grupo QUIMA-ULPGC participó en la campaña AI51-CLIVAR2016 estudiando el sistema del CO2 y la cinética de oxidación de Fe(II) como parte de los objetivos proyecto EACFe “Estudio de la acidificación y calentamiento oceánico en el comportamiento biogeoquímico del Fe(II) en el Atlántico Norte” del Ministerio de Economía y competitividad y en colaboración con el Shirshov Institute of Oceanology (SIO) de la Russian Academy of Science. La campaña se inició el día 3 de junio en Polonia y finalizó el 14 de Julio en Canadá.

El grupo QUIMA utilizó como laboratorio un contenedor que han adaptado para realizar sus estudios en el mar que dispone de dos compartimentos, suministro de agua, electricidad y un sistema Milli-Q.


En la campaña participaron, Melchor, Magdalena, Carolina y Adrián.




Carolina y Adrián nos cuentan su experiencia en EACFe-CLIVAR:

Carolina Santana es licenciada en Ciencias del Mar. Actualmente está realizando su doctorado en Oceanografía y es becaria FPI del proyecto EACFe.

"El pasado 2 de Junio tuve la oportunidad de embarcarme a bordo del Akademik Ioffe, para realizar la campaña oceanográfica AI 51, en la región del Atlántico Subártico. Durante estos 40 días pude realizar numerosas cinéticas de oxidación de Fe(II) en las distintas masas de agua encontradas en los mares de Irminger y del Labrador. A cada muestra se le hacían tres cinéticas, en distintas condiciones de T y pH. Además, se realizaron estudios cinéticos para ver la dependencia con la temperatura en agua profunda, intermedia y superficial. Esta campaña ha sido muy enriquecedora en lo profesional, puesto que he avanzado en mis estudios y, sobre todo, en lo personal. Durante estos días  pude ver las islas Shetland y Faroe; ballenas, delfines, icebergs y el sur de Groenlandia. Ha sido toda una expedición que  sin dudarlo volvería a repetir."

Adrián Castro Álamo estudió dos ciclos superiores de laboratorio (química ambiental y control de calidad). Ahora trabaja como técnico en el grupo QUIMA.

“Hace tres semanas regresaba de una experiencia magnífica a bordo del barco ruso  Akademic Ioffe donde estuve un mes y medio y, en el cual, estuvimos estudiando las masas de aguas encontradas en la región Subártica ya que es una de las zonas más sensibles a la acidificación oceánica. Mi misión era muestrear dichas aguas y analizar la alcalinidad y el carbono inorgánico mediante un aparato llamado VINDTA (Versatile INstrument for the Determination of Total inorganic carbon and titration Alkalinity). La experiencia, como ya he dicho antes, fue magnífica, tanto personalmente como profesionalmente fue muy enriquecedora. Aprovecho para dar las GRACIAS a Melchor y Magdalena por haberme dado la oportunidad de acompañarles y enseñarme tanto. También, como no, agradecer a mi compañera Carolina toda la ayuda que me aportó. 
Escribiendo esto me vienen muchos recuerdos a la cabeza. Se trabaja mucho, pero cuando haces lo que te gusta  te sientes agradecido y es así como me siento”.





jueves, agosto 18, 2016

LA ODISEA DE MEDIR METALES TRAZA EN EL OCÉANO

Los metales traza en el océano se encuentran a concentraciones muy bajas. En el caso del Fe a niveles pico o subnanomolares. Una imagen gráfica es que la concentración de Fe en el océano es el equivalente a disolver un clip en 25 piscinas olímpicas. En tal situación, cómo se pueden medir los metales traza en el océano navegando en un barco construido con metales? Cómo podemos tomar muestras válidas en un entorno tan "hostil"? 

Ese ha sido uno de los grandes retos de la comunidad científica dedicada al estudios de metales traza en el océano. Diseñar sistemas limpios de metales para su óptimo muestreo y análisis. En el caso de la columna de agua, se han diseñado rosetas libres de metal o de titanio. Dichas rosetas llevan instaladas botellas libres de metal y de cualquier elemento que libere metales, como pueden ser las botellas Go-Flo, por ejemplo. El cable que conecta la roseta al sistema de transferencia de datos es libre de metal, como el cable Kevlar. 

En el caso de muestreos superficiales, en continuo o en zonas puntuales, se ha diseñado un sistema con bombas de teflón, conectadas con tubos de teflón a un torpedo de metraquilato que navega a una determinada profundidad sostenido por material libre de metal al barco. En el caso de las medidas puntuales el tubo de teflón se sumerge hasta una profundidad determinada. 

En cuanto al trabajo a bordo, tanto muestreo como tratamiento o análisis de muestras, hay sistemas más sofisticados como los contenedores limpios, o sea, laboratorios limpios que ya vienen fabricados y que se depositan en la cubierta del barco. Aunque también hay remedios, menos cómodos, pero igual de efectivos, como las burbujas de plástico. Éstas son burbujas que se construyen alrededor de una cámara de flujo laminar, la cual está activa durante toda la campaña oceanográfica. Dentro de esta burbuja se procede a realizar varias limpiezas previas al muestreo y al contaje de material particulado en suspensión. Tras la verificación de que todo está en los niveles adecuados se puede empezar el muestreo y el análisis de las muestras. 

En el caso del muestreo, es mucho más cómodo el sistema de contenedor, como puede ser el diseñado por el NIOZ, donde la roseta entra directamente al interior y se realiza todo el muestreo en su conjunto y de una sola vez. En el caso de las burbujas, hay que sacar cada botella manualmente la roseta y muestrearla, lo cual supone mayor tiempo y desgaste físico. 

En el contenedor o en la burbuja, los investigadores que trabajan en su interior deben ir completamente equipados con material especial que evita la contaminación y minimiza el riesgo de adherencia de material particulado, como por ejemplo las batas Tybek. 

En las siguientes figuras mostramos algunas fotos de la burbuja que Aridane G. González ha construido durante la última campaña realizada en el Mar de Los Sargasos, la corriente del Golfo y las zonas cercanas a Bermudas, a bordo del R/V Atlantic Explorer e invitado por el Dr. Nicolas Cassar de la Universidad de Duke. Se trata de una burbuja con doble pared de plástico, de tal forma que se minimiza el riesgo de rotura. En su interior, la burbuja tiene dos compartimentos separados por una doble pared central, aquí los investigadores se ponen las batas Tybek (en este caso) para su posterior entrada al laboratorio. Cada día se limpia la cámara interior y se inspecciona la parte externa en busca de posibles fisuras para solventarlo en su caso. 






lunes, agosto 01, 2016

PARTICIPACION EN EL V SEMINARIO INTERNACIONAL DE CIENCIAS DEL MAR Y XVIII SEMINARIO IBERICO DE QUIMICA MARINA

El V Seminario Internacional de Ciencias del Mar que se celebra cada 2 años se ha organizado en Alicante del 20 al 22 de Julio. En esta ocasión, al igual que hace dos años, se ha llevado a cabo junto al XVIII Seminario Ibérico de Química Marina y al IV Encuentro Oceanografía Física Española.

Como no podía ser de otra forma, el proyecto EACFe y el grupo QUIMA estuvieron presentes en varias comunicaciones a lo largo de las diversas sesiones organizadas para dicho evento. Destacar la conferencia invitada titulada: Efecto de la acidificación oceánica en la química del hierro y su interacción con la materia orgánica. Una ponencia donde se presentó el proyecto EACFe y los resultados que se han publicado englobados dentro de los diversos proyectos que se han desarrollado dentro del grupo QUIMA en los últimos años.

Estos encuentros son el único punto de reunión a nivel nacional de toda la comunidad de las Ciencias Marinas, por lo que siempre es un placer poder reunirnos y debatir sobre los temas de investigación que desarrollamos en los distintos centros universitarios como de investigación a nivel nacional y en términos de estudios marinos.

Desde el grupo QUIMA queremos agradecer el trato ofrecido y la calidad de las contribuciones de todos los participantes en las numerosas sesiones.