lunes, diciembre 26, 2016

pCO2 EN AMBIENTES COSTEROS


Estudiar la variación del Dióxido de Carbono (CO2) en los océanos ha ido cobrando importancia debido al incremento de su concentración en la atmósfera, proveniente de emisiones antropogénicas, de la que aproximadamente el 30% es captada por los océanos[1]. Estos procesos de absorción forman parte del ciclo del carbono y modifican los equilibrios químicos del océano.

La red de observación y monitorización de las rutinas de absorción del CO2, implementada en las últimas décadas, está permitiendo crear una visión real de la interacción atmósfera-océano, la relación con el sistema del carbono y la evolución del medio. Inicialmente las áreas costeras fueron excluidas de las zonas de estudio debido a la heterogeneidad de sus ecosistemas y la complejidad que presentaban en muestreos, por lo que las bases de datos son escasas en esta escala.

El diseño de equipos autónomos para la toma de medidas de flujos de CO2 en continuo ha permitido incrementar la frecuencia y homogeneidad de los muestreos en regiones costeras. Estas medidas directas del intercambio de CO2 atmósfera-océano, integran los procesos físico-químicos (Temperatura, Salinidad, Profundidad...) y biogeoquímicos presentes en el medio en el momento del muestreo[2], procesos que pueden contrarrestar o amplificar el efecto de la presión parcial de CO2 (pCO2).

Actualmente el grupo QUIMA desarrolla estudios de estas regiones mediante el análisis de diversos parámetros como: el pH, la Alcalinidad (AT), el Carbono Inorgánico Disuelto (CT), la presión parcial de CO2 tanto en la atmósfera como en la superficie oceánica, el oxígeno, la salinidad y la temperatura. Para estos muestreos cuenta con diferentes equipos:

-    En el Mar Mediterráneo y en colaboración con la plataforma OBSEA[3]:
o    Sensor autónomo Battelle para monitorizar el pCO2 en la interface atmósfera-océano.
o    Sensor Aandera de oxígeno disuelto.
o    Sensor SeaBird para Temperatura y conductividad.
o    Muestreos discretos para analizar AT y CT.

-    También en el Mar Mediterráneo, en colaboración con el Centro Hellenic de investigaciones Marinas, en la plataforma Poseidón:
o    pH-metro SensorLab.

-    En el océano Atlántico al norte de la isla de Gran Canaria en la plataforma ESTOC:
o    Sensor Pro-Oceanus de pCO2.
o    pH-metro SensorLab.
o    Muestreos para analizar AT y CT.

Además de estas estaciones el grupo participa en campañas oceanográficas realizando estudios entre otras variables de pH, AT y CT en diferentes zonas de interés a lo largo del año.

Figura 1. Datos recogidos por los equipos instalados en la plataforma OBSEA


Foto 1. Instalación de los equipos en la boya de la plataforma OBSEA


Referencias

[1] Sabine C.L., Feely R.A., Gruber N., Key R.M., Lee K., Bullister J.L., Wanninkhof R., Wong C.S., Wallace D.W.R., Tilbrook B., Millero F.J., Peng T.H., Kozyr A., Ono T., Rios A.F. 2004. “The oceanic sink for antropogenic CO2”. Science 305: 367-371.

[2] Borges A.V., Frankignoulle M. 2001. “Short-term variations of the partial pressure of CO2 in surface water of the Galician upwelling system”. Progress in Oceanography 51: 283-302.

[3] Báez-Hernández M., González-Dávila G., Santana-Casiano J.M., Nogueras M., Del Río J. 2016. “High Frequency pCO2 Monitoring in the Mediterranean Coastal waters”. SEVENTH INTERNATIONAL WORKSHOP ON MARINE TECHNOLOGY, Martech 2016: 120-121.

jueves, diciembre 08, 2016

BIENVENIDOS A LA TABLA PERIODICA

La tabla periódica ha aumentado en el número de elementos. Desde hace unos días, la séptima fila contiene cuatro nuevos elementos: 113, 115, 117 y 118. Estos son el Nihonio (Nh), Moscovio (Mc), Téneso (Ts) y Oganesón (Og), respectivamente. Estos elementos completan la séptima fila. Esto quiere decir que, a partir de ahora, cada elemento nuevo descubierto y/o creado deberá comenzar una nueva fila, lo cual marcara un hito importante en la química.

Estos cambios han sido aceptados por la IUPAC (Unión Internacional de Química Pura y Aplicada). Cada nombre de los elementos químicos debe estar asociado a lugares, regiones o nombres de científicos. Así, el Nihonio lleva nombre debido a la palabra Nihon, un término común para designar a Japón. Moscovio es nombre atribuido a Moscú, Téneso viene del estado americano Tennessee y, el último, Oganesón lleva su nombre en honor a Yuri Oganessian, físico ruso.

Los científicos que han producido estos nuevos elementos trabajan en el RIKEN Nishima Center for Accelerator-Based Science, Insituto para la Investigación Nuclear en Dubna (Rusia), Laboratorio Nacional de Oak Ridge (USA), La Universidad Vanderbilt (Tenessee, USA) y el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore en California (USA).

Desde el grupo QUIMA y el proyecto EACFe damos la bienvenida a estos nuevos elementos. A continuación tiene la imagen de cómo queda la nueva tabla periódica.


viernes, diciembre 02, 2016

DOCENCIA INVITADA EN EL MASTER INTERUNIVERSITARIO EN OCEANOGRAFIA

El investigador Christoph Völker, del Alfred-Wegener Insitut alemán, ha participado como investigador invitado en el Master Interuniversitario en Oceanografía de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Durante su estancia ha impartido docencia en la asignatura Reactividad Química y sus clases se han centrado en el modelaje de los ciclos biogeoquímicos, ya que esta es la parte central de su actividad investigadora.

El Dr. Völker es uno de los más citados modeladores de ciclos biogeoquímicos en la literatura, siendo sus contribuciones de gran impacto y relevancia en el programa internacional GEOTRACES. 

Todos aquellos que estén interesados en saber más del Dr. Völker pueden ver sus publicaciones en el siguiente link.